Fatiga tecnológica

Fatiga tecnológica

No sé si es la edad, o es que el entrenamiento mental, de tiempo ya, ha puesto mis prioridades en su lugar correcto, pero hace un lapso me está cansando el tener que perder mi tiempo “en” la tecnología.

Solía probar, con ganas, todo software y nueva idea que llegase a mis manos. Pero ya no.
Hace un tiempo, me molesta mucho no poder hacer lo que me corresponde sin complicaciones con las herramientas que uso.
Recuerdo que la Wii de los crios (entre otros gadgets en la casa) fue victima (ilesa) de esta obsesión por probar software y hackear huevadas así; ultraje virtual a la virginidad del software. Ahora incluso dejé de flashear, como idiota, cada rom que llegaba a mis manos para mi fono, por ejemplo. Cosa rara en mi, diría mi SO.

Hace unos días volví a experimentar el tener que lidiar con “reiniciar” la máquina con la que trabajo, y comencé a supurar con todo el proceso. Una molestia.

No hay perfección. Y los sistemas operativos no son la excepción. Eso lo tengo claro hoy más que nunca. Y como seres humanos, tendemos a recordar situaciones idealizadas respecto a nuestras experiencias pasadas.

Bajo esa premisa, lo que no tenemos directamente bajo nuestras manos, suele verse un poco menos malo, o al menos como una opción viable. Hasta que debemos convivir con esa opción.

He sido usuario, en mi vida tras los computadores, de los tres sistemas operativos grandes (al menos hoy). He usado Windows (desde el 3.11 junto a MS-DOS, y hasta Windows 7), me obligué por varios meses a usar OSX (Mavericks) y soy usuario de Linux (Fedora y Ubuntu) hace casi siete años.

Soy un desarrollador (sitios, apps, webapps, frontend y backend, algo de servidores también).
Ya no juego con mi tarro. Alguna vez lo hice. No juego con el, en parte porque no tengo tiempo y, por otro lado, por que mi muñeca ya no es la misma de antes; la edad me afectó, y aún cuando soy ambidiestro selectivo y puedo usar (y uso) el mouse en constante rotación de mano derecha o izquierda, prefiero no abusar de estas pobres manos que me dan de comer.

Dicho esto, y bajo mi humilde y sincero punto de vista enfocado en desarrollo, puedo decir sin dudas que tanto Windows, OSX y Linux tienen cosas buenas, y malas. Jekyll & hyde, en un solo paquete.

Windows.
Asumo que muchos de ustedes lo conocen.
Déjenme decir, de partida, que es este el sistema operativo donde “it just works” es cercano al 100%, y no aquel otro. Quién diga lo contrario, probablemente necesita pasar mas tiempo con Windows y probar un sin fin de hardware en conjunto al sistema (cámaras, teléfonos, scanners, impresoras, lectores de blablabla, y hasta tostadoras http://goo.gl/VZWYuF ).

En Windows, si eres un usuario prudente (o propietario de software legal), no hay mayor problema con las tareas tradicionales. Si el 100% de tu software, aparte de Windows, es legal, es probable que encuentres muy pocos problemas durante el uso de tu Windows.
Distinto es si pirateas WinRAR, un player de música, si instalas codecs de video sacados de quién sabe donde, si descargas juegos no legales e instalas cualquier cosa que encuentres. Ni hablar si eres de los que navega sin mirar dónde está clickeando.

Windows tiene Office, el “estandar”. Windows tiene juegos, por montones!. Pero ninguno de esos son beneficios para mi. No los requiero.

Es estable. ¿Pantalla azul?. Si juegas mucho, puede ser. Si overclockeas, puede ser. Si instalas hasta el herpes que bajaste desde algún sitio de descargas no oficial, puede ser. Pero desarrollando, usando software legal (o de buenas fuentes… cof cof), y trabajando con el tarro, casi nada. ¿Una o dos veces en un año?.

Uno de los problemas recurrentes de Windows, es lo lento y pesado que se vuelve con el software que comienzas a meter, y con el tiempo de uso que se le da a una instalación.
MSConfig?, programas de inicio?, servicios de inicio? tareas programadas recurrentes? cualquier truco para evitar que un pedazo de software se cuele y comience a ocupar ram, ya lo conozco.
Claro, después de más de quince años usándolo… y reinstalándolo, te vuelves maestro en reciclar el disco C:. Tu propio iso desatendido (y personalizado, solo instalando lo necesario y bajando el peso de windows a 1/3 del normal), tu “librería” en una partición distinta (D:) junto al resto del software (y ojalá portable, mucho portable), etc. Trucos que aprendes por necesidad… y ocio. En un par de horas todo andando, sin mayor problema.

Pero es una lata.

Ni hablar de Windows como entorno de desarrollo. Haciendo sitios, se agradece contar con Photoshop nativo, entre otros. Pero trabajar con git, o php. Ni hablar de una shell, o del límite en el largo de los nombres de archivos y sus caracteres.
Claro que hay instaladores. Hoy en día es mucho más sencillo. Pero no es agradable cuando en los servidores donde tienes corriendo estos desarrollos, todo es en base a Linux.

Se puede vivir y desarrollar con el, pero tiene sus inconvenientes.

OSX.
Lo usé varios meses. Varios. Tantos como para conocer bien en que anda metida gran parte de la fauna de desarrolladores en general.
Dejaré  de lado la parte visual default; en gustos, nada escrito. Aunque OSX poco o nada permite modificarlo en este sentido… sin tene que recurrir a hacks externos, y que son condicionales en caso de actualización. No es lo mejor.

OSX es estúpido.
Hay cosas simples, que los usuarios de Windows (o Linux) dámos por sentadas, que OSX no puede hacerlas, o las hace “the mac way”… y deja mucho que desear. Y son cosas prácticas.
En Windows, puedes abrir un archivo compreso y verlo, mirar que contiene, tomar parte de el, un archivo dentro, y tirarlo donde quieras (arrastrando o clickeando). En OSX el comportamiento default es simplemente extraer el contenido del archivo compreso y ya.
¿Descargaron una pelicula en un monton de archivos zip separados, y luego se encuentran en un rar por partes?. Suerte y mucha paciencia.
¿Quieren mover el contenido de una carpeta sobre otra, pero desean unir los contenidos de ambas carpetas?. Hasta Mavericks, OSX no era capaz de hacerlo. Hay formas, en la linea de comandos, o condicionales en la GUI del sistema http://goo.gl/T7cc60 pero… a la cresta con Finder. Es un asco.

Lo natural y obvio del uso de flechas y enter para navegar entre carpetas y archivos, no está. Claro, puedes aprenderte el cmd+algo que se necesita para hacer lo mismo, pero… la memoria muscular pesa, y es mucho más rápido usar una sola mano y no dos para lograr lo mismo.

Y así, fueron muchos detalles, molestos, los que me topé y con los que tuve que convivir los meses que usé OSX.
Por ejemplo, no puedes controlar el volumen de salida del sonido vía HDMI desde el pc.
El maximizado de ventanas, es uno “mejorado” por Apple. Es un botón latoso que intenta decidir por ti como debe ir una ventana. Eso en Mavericks. En Yosemite, Apple decidió que lo mejor es que el botón de maximizado mande cualquier app a una pantalla completa… completa. Fullscreen total.

Detalles hay montones. El OS está lleno de detalles fastidiosos… que se pueden solucionar.
Así como uno, hay cientos de personas con el mismo problema, teniendo que soportar esas decisiones de diseño deficientes. Y muchos de ellos han hecho aplicaciones/hacks para resolver esos problemas.

Se puede instalar un software (Xtrafinder) para arreglar casi todo Finder. Se puede instalar otro Finder. Se puede usar un “manejador” de archivos mucho mejor; Pathfinder por ejemplo.
Se puede instalar un compresor un poco mas decente que pueda tratar con archivos que no sean solo zip. BetterZip.
Se puede instalar un software que permita controlar el volumen de la salida de audio HDMI cuando usas un monitor externo. Soundflower.
Se puede instalar algo para evitar lo tedioso del maxizado Apple. RightZoom en Mavericks, BetterTouchTool en Yosemite.
Se puede instalar algo para obtener el manejo de ventanas (snap left, right, middle, center, por grilla si quieres) que tiene en parte Windows y Linux también (y mejor). BetterSnapTool o HyperDock.
Se puede instalar un software para poder leer discos o pendrives en formato NTFS (formato muy común). Cuesta dinero, por cierto (la opción más conocida y probada). Tuxera NTFS o Paragon NTFS.

Pero comienzas a usar la ram que en teoría tienes para… trabajar. Muchos de estos fixes corren en segundo plano, siempre, y ahora estas usando tus recursos arreglando el sistema nada más.
Vean el uso de memoria de OSX recién iniciado, no es el mejor (para tarros con 4gb de ram); ahora piensen en todos los apps que hay que instalar para resolver esos detalles y que deben estar corriendo en el fondo, siempre.

Con OSX vuelves a la onda de Windows, “descargar e instalar” (comprenderán cuando meta al tercer OS a la discusión).
Es tedioso reiniciar un sistema así, partiendo de cero.
OSX no tiene un sistema de paquetes oficial y propio. Puedes instalar Homebrew y suplir algunas cosas, pero… no es mejor que Linux.
Hay soluciones a esto, como Mackup (en Github). Time Machine es otra, pero requiere que uses un hdd externo conectado o en red.

Lo bueno es que, al ser con base Unix, tienes casi todo lo que usas en tus servidores Linux, a mano.
Tiene una terminal que sirve.
Tiene un sistema de archivos que casi iguala al de Linux (detalle: la insensibilidad a las mayásculas, que aún es un problema en OSX. Depende de como instales el OS, y si lo instalas sensible a mayusculas, enfrentas problemas con apps de 3ros como la suite de Adobe completa http://goo.gl/CEf4k mal por OSX).

Soporta software necesario (aún) en el trabajo frontend; Photoshop y Adobe completo están ahí, listos para usar.

Es estable. No sufre mayor problema, la verdad.
Aunque en los meses que lo usé, si me comí un kernel panic mientras editaba un video.
Ah, y no jueguen la carta del “no tiene virus”, por favor. Si los tiene. Son mucho menos que el porcentaje de virus que encuentran para Windows, pero los hay. La seguridad de OSX no es mejor que la de Windows. Es menor la masa de usuarios que tiene, por lo que los interesados en crear software mal intencionado para este OS es menor, pero no inexistente. Casi la única plataforma que puede jactarse de no tener malware o virus en ella (aunque tampoco es 100% cierto) es de la que hablaré a continuación; pero no es el caso de OSX.

Punto aparte es si eres de los que viven de desarrollar para iOS: estás preso en esta plataforma y no tienes opción. En ese caso: cómprese un tarro de miel… http://youtu.be/xtdgV-dCCFM

Linux.
Casi siete años usando mayormente Linux en mi escritorio (y casi exclusivamente a excepción de la ventana de tiempo usando OSX).

Linux es… especial. Es sólido como ningúno. Me he comido un kernel panic en toda mi vida de uso (y fue por una memoria ram mala).
Linux es la base de los servidores que usa uno hoy en día; mi trabajo es montado sobre servidores Linux, y la verdad ayuda aprender y manejarse con la terminal.

El escritorio no es feo:

gnome 3 desktop

Y la verdad, puedes poner el que quieras. A diferencia de Windows u OSX, no estás limitado a una sola interfaz para usar tu desktop o a aplicar software que hackea y parcha el sistema para poder cambiarlo si quiera un poco.
En Linux, puedes usar escritorios como Gnome Shell, Unity, XFCE, KDE, LXDE… por nombrar los mas conocidos (hay más). Todos con sus propios pro y contras en cuanto a performance, personalización, recursos, etc. Tu elección.

Y ni Windows ni OSX pueden hacer esto recién iniciado el sistema:

gnome 3 recursos

Y eso que uso Gnome Shell, que no es lo más liviano (XFCE es aún más liviano, y sin sacrificar tanto el look como LXDE).
Eso considerando que Linux hace todo lo que es habitual, sin necesidad de addons; todos esos detalles faltantes en OSX, aquí vienen por defecto.

El principal problema de Linux es el set de aplicaciones que tienes disponibles.
Si haces trabajo de oficina, LibreOffice salva, pero no para alguien que se maneje en toda la diversidad de opciones que ofrece Word o Excel.
Si editas videos, Linux suele estar lejos de sus otros dos competidores. Claro, ahora existe Lightworks en Linux, pero dista de ser sencillo o el “estandar” (como lo es Office de MS; “estandar) de Adobe.

Photoshop lo hago correr sobre Wine. Funciona, 95% sin problemas. El pero es que nadie me asegura que mañana, después de una actualización de Wine, los apps que corra sobre el sigan funcionando.

Lo que me molesta más, de hecho, tiene que ver con eso: actualizaciones y como Linux está construido. Es que, eventualmente, deberás perder tiempo en tu sistema, no con el.
¿Me explico?.

Linux es hecho por un montón de personas. Cada pieza del OS es confeccionada por un montón de voluntarios. Luego viene un grupo de otros voluntarios, une las piezas que más le agraden, y nace una “distribución”, una copia de Linux especifica. Como Ubuntu que usa Unity como su escritorio. O Xubuntu (con XFCE), o UbuntuGnome (con Gnome Shell). ¿Se capta?.

Eso trae bugs. Inevitables.

Hoy, por ejemplo, lucho con este bug hace unas semanas:

gnome 3 chrome bug

Un par de veces al día si tengo mala raja, Chrome muestra un cuadro blanco como el que marqué, y se cuelga. No responde. Debo matar el proceso de Chrome y volver a iniciar el navegador. Molesto, sobre todo si trabajo con el (desarrollando sitios, entre otras cosas).
FileZilla desde la actualización a UbuntuGnome 14.10, se pega unos lagazos tremendos al abrir un directorio remoto, pero al azar. No pasa siempre. Menos mal existen cosas como Dandelion para hacer deploys hoy en día.
Soy usuario de Git, y me gusta usar los comandos para hacer commits rápidos; legit es un excelente addon para esto. Pero es un parto intentar compilarlo sin algún error (errores que he ayudado a reportar, debugear e incluso arreglar https://github.com/kennethreitz/legit/issues/140 )
Sufrí de un bug molesto, porque afectaba al navegador y a las páginas que visitaba, incluyendo el correo, y cuando alguien usaba fuentes como Calibrí, el texto era ilegible. El error está documentado: https://code.google.com/p/chromium/issues/detail?id=408059https://code.google.com/p/chromium/issues/detail?id=408079 y gracias a las soluciones puestas ahí pude resolver el problema. Pero esa solución no estuvo disponible inmediatamente. Fueron días mamandome ese problema.

Las actualizaciones mayores de OS en Linux tampoco son una maravilla. Suele haber algún problema. Fedora de hecho tiene “fedup”, pero hasta F20 no era una forma recomendada de actualizar, te recomendaban reinstalar todo.
Ubuntu es peor si eres alguien que desarrolla y mete mucho software, sources y paquetes que no son default de Ubuntu; por lo mismo, al actualizar en mi caso, siempre hay detalles con paquetes que faltan, o PPAs que se quiebran (que no han actualizado o le faltan dependencias) y cosas como tener que esperar a que Dropbox actualice su repositorio para poder continuar teniendo actualizaciones (y hay que desactivar el repositorio para que te deje actualizar, por mientras).

Intenté probar una distribución rolling release (actualizaciones constantes, siempre a lo último estable, sin cambios mayores del OS), por sugerencia de un amigo bien nerd y buena onda (Hola). Usé unos días Arch. Pero, después de huevear dos días completos un fin de semana para poder instalarlo, al primer día ya andando Chrome, no instalaba. Había una actualización de los paquetes oficiales, y en Arch es la comunidad la que mantiene esos paquetes (“instaladores”), y la “receta” para instalarlo aún no estaba actualizada. Primera vez metido en Arch, tuve que gastar varias horas aprendiendo que cresta era lo que hacian esos paquetes para instalar Chrome, ver como funcionaba la comunidad para actualizar los apps, y cuando entendí que pasaba, ya habían resuelto el problema de todos modos; pude instalar Chrome. Pero de nuevo, volvía al dilema de “perder tiempo en el sistema, no con el sistema”.

Reinstalar Linux no es algo dificil una vez que aprendes y, de hecho, se vuelve un proceso mucho más rápido que Windows y OSX cuando eres diestro en Linux.
Mantén tu partición /home en separada del resto (sobre todo de /), tu pendrive con la imagen lista, y en unos 10 minutos está reinstalado (gracias a el SSD de mi tarro), y en otros 15 minutos con un script como estos https://gist.github.com/TCattd/11000885 todas tus aplicaciones reinstaladas (y como casi toda la configuración de los apps reside en /home, no pierdes sus preferencias). Aquel script lo hice hace tiempo para mitigar toda esta paja de Linux y sus reinstalaciones (cuando me daba la tontera y quería cambiar de distribución por probar “lo nuevo”).

Y así estoy hoy. Cansado de perder tiempo en el sistema.

Me gusta mi trabajo. Resolver problemas de formas creativas, crear cosas… aunque sean no tangibles, hacer que la máquina haga lo que uno quiera. Me gusta.

Pero que las herramientas que uso se interpongan en ese camino, comienza a desgastar el ánimo.
Y, de nuevo, ninguna de las tres soluciones principales puede jactarse de ser mejor que la otras.

Windows no es malo, después de todo, pero es lejos de ideal para el desarrollo.
OSX es estúpido en muchas de las tareas que se le piden hacer; el “mac way” que los fanáticos rezan en linea, no es más que una frase para camuflar la imbecilidad de algunas decisiones de diseño/usabilidad que se imponen en aquel sistema.
Linux está ok, pero no es perfecto, y se vuelve molesto cuando debes perder tiempo en el para poder seguir trabajando y recién poder ocupar tu tiempo en lo que te corresponde.

No se que voy a hacer al respecto. Me veo migrando de mi entorno actual (de herramientas virtuales) si los problemas superan mi límite de paciencia para con las cosas no vitales en esta vida. Aunque eso no resolverá nada, ¿cierto? 🙂

Quizás debería dejar mi trabajo de años, y buscar algo más simple en que ocuparme, lejos de la tecnología. ¿No lo creen? 🙂

Eso, estimados. Disculpen el tamaño del ladrillo.
Quería escupirlo y desahogarme.

Si llegaron aquí al final, gracias por acompañarme.

Show Comments Hide Comments