The Bucket List (2007)

The Bucket List (2007)

Esta entrada fue publicada el 7 de marzo del 2008 en los blogs de ElAntro.
La recupero acá, antes de que se pierda (migrarán de plataforma).

Ignoro el como voy a llegar a viejo, si es que llegaré a viejo y mucho menos se como voy a morir. Carter Chambers (Morgan Freeman), un mecanico (por necesidad) toda su vida, decia que estadísticamente un 96% de los seres humanos no quieren saber cuando van a morir. A pesar de que el toda su vida quiso saberlo, y conocer desde ya con cuanto tiempo contaba para hacer lo que quería hacer, cuando tiene la oportunidad de saber cuanto resta gracias al cancer… no se siente tan seguro.

Edward Cole (Jack Nicholson) entonces, el viejo (y millonario) sostenedor del hospital donde están internados, que esta junto a Carter en la misma habitación, y que habia sabido solo horas antes que el tambien tenia tiempo limitado en este mundo, le propone completar “la lista” que Carter le había comentado que alguna vez en su vida un profesor de filosofia le había enviado a casa como tarea para hacer.

Eso es “the bucket list”, una comedia seria de drama que se adentra en el ultimo puñado de vida de dos viejos en las mismas condiciones de salud, pero totalmente distintos entre si, que se disponen a realizar todo lo que nunca en su vida pudieron, quisieron o se detuvieron a hacer.

Un viaje a traves del planeta los lleva realizar todo tipo de aventuras o deseos, desde los muy extremos hasta los mas sofisticados, deliciosos o hasta los simples pero bellos placeres visuales.

La historia solida, junto a un director que gusta de este tipo de historias redondas en drama (Rob Reiner, “cuando harry conocio a sally”, “la historia de nosotros”, “a few good man”), se mezclan con dos viejos que, fuera de sus personajes, nada tienen que demostrar para convencer.

Si, hay cliches de por medio. Hay momentos “mamones”. Hay hasta inutilidades. Pero cada pedazo de esta historia lleva a la pelicula a alejarse de lo banal en lo que pareciera que comienza, con saltos desde una avion o carreras en una pista de nascar, y la lleva muy hondo a lo dramatico de haber significado algo mientras existias, en las creencias, la fe, la soledad y la familia, y en lo mas simple que un ser humano podria querer saber que logro antes de partir: ser feliz y haber ayudado a otros a ser felices.

Es tan breve (apenas 95 minutos) como el lapso de tiempo que muestran, y es tan precisa, justa, clara y agradable que, aunque predecible a ratos, es “majestuosa” como el ultimo item que el fiel asistente tarja de “la lista” de Carter y Edward.

Recomendada, al punto de “no vas a perder tu dinero en el cine, descuida”.

PD: Por suerte solo tomo cafe del barato…

Show Comments Hide Comments